Terrassa, pionera en la implantación de nuevas tecnologías para las encuestas de movilidad

El Ayuntamiento, la UPC, la empresa Sparsitiy Technologies y la AMTU presentan la iniciativa en el Mobile World Congress

El Ayuntamiento de Terrassa, la Universidad Politécnica de Catalunya, la empresa Sparsity Technologies y la Asociación de Municipios por la Movilidad y el Transporte Urbano (AMTU) impulsan un proyecto de encuesta de movilidad urbana inteligente, que generará datos sobre los hábitos de desplazamiento de la ciudadanía de Terrassa mediante una app móvil y un sistema de análisis de datos. La empresa Sparsity Technologies, una spin off de la UPC, y la misma universidad, serán los encargados de desarrollar la tecnología del proyecto, que estos días se presenta en el Mobile World Congress. El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, se ha reunido esta mañana con el presidente de la AMTU, Jordi Xena, y con Josep Lluís Larriba, investigador de la UPC y de Sparsity Technologies, durante su visita al congreso.

El proyecto, basado en una nueva tecnología llamada CIGO! consta de una aplicación instalada en dispositivos móviles de personas voluntarias, que registra y envía datos sobre el origen y el destino de los trayectos hechos, el medio de transporte utilizado y la duración de los desplazamientos, y en un sistema de gestión de grandes volúmenes de datos. Hasta ahora, las encuestas de movilidad -herramienta fundamental para diseñar las políticas de movilidad- las hacían encuestadores, con las carencias que ello implica, como la falta de precisión o posibles errores en la descripción de los movimientos. La nueva tecnología dará resultados mucho más fiables y será especialmente útil en un momento en que Terrassa empieza a desarrollar un nuevo Plan de Movilidad, porque permitirá tener información fiable sobre el impacto de las diferentes medidas del Plan y saber cuáles son las más indicadas para alcanzar los objetivos marcados, entre los que destaca reducir el uso del coche un 12% respecto al 2015.

El Ayuntamiento de Terrassa y la AMTU aportarán inicialmente al proyecto 10.000 euros cada uno, que permitirán financiar la primera fase. Inicialmente se hará una primera versión del sistema y se probará con un grupo reducido de usuarios antes de llevar adelante la versión definitiva, que se prevé que acabe aplicando a otros municipios miembros de la AMTU.

Font: Ajuntament de Terrassa